Asistentes Educativas

Las asistentes educativas, conocidas también como “shadows” o “maestras sombras”, tienen varios roles en el salón de clase.

En MindEd entendemos la importancia de tener una buena asistente educativa y por eso nos enfocamos en estas tres áreas. Sin embargo, cada niñ@ es diferente y cada caso será trabajado personalizadamente y con la atención que se merece.

El Asistente Educativo debe estimular la independencia.

Cuando hay que hacer una indiciación en un salón de clases, siempre debe darse de la manera menos intrusiva. Esto significa que la/el asistente educativ@, en lugar de pararse al lado del estudiante y pedirle verbalmente que “haga una fila” o “vaya a buscar su lonchera”, estará bien preparada con imágenes de instrucciones y/o imágenes de horarios que indican al estudiante lo que debe hacer. En lugar de esperar a que ocurra un error, la/el asistente debe conocer los antecedentes y saber cómo prevenir los comportamientos no deseados. La/El asistente deberá preparar al estudiante a ser exitoso durante las diferentes actividades.

Por ejemplo, si se espera que el niño participe en la hora del círculo, la/el asistente puede revisar las reglas de la “hora del círculo” con él de antemano. La/El asistente puede estar en el fondo observando el tiempo del círculo (no sentado al lado del estudiante siempre) y luego ofreciendo recompensas tangibles si se completa según las expectativas.

TIP: Debemos pensar en “qué hay para él” en términos de recompensas por seguir las reglas (esto puede ser una calcomanía, un aplauso, una señal de afirmación o un descanso de 5 minutos).

El Asistente Educativo debe estimular la independencia.

La asistente educativo debe actuar como intermediaria entre el alumno y el maestro. Los roles entre quien es el maestro y quien es la asistente deben estar definidos. La asistente debe ayudar al alumno a acercarse al maestro: escucharlo durante el tiempo de instrucción, responder sus preguntas y avisarle cuando haya terminado su trabajo. Alternativamente, la asistente puede sugerir al maestro a hacer cosas como elegir al niño para que responda una pregunta cuando sabe la respuesta, o repetir una instrucción que el estudiante quizás no haya escuchado.

TIP: La sombra debe hacer que la maestra se sienta apoyada.

La asistente debe ayudar al niño o niña a hacer amigos.

Si un niño tiene dificultad para hacer amigos, esto es algo con lo que la asistente debe ayudar.

Si Juan tiene problemas para hacer amigos, decirle que se acerque a otros estudiantes y pregunte “¿Puedo jugar?” puede no resultar en la amistad deseada. En cambio, la/el asistente puede hacerse amiga de los otros estudiantes de la clase y hacer que se acerquen a Juan y digan cosas como “Ven, siéntate a mi lado”. Siempre pensando dos pasos adelante, si es momento de la clase de arte, por ejemplo, y a Juan le encantan los crayones, la asistente puede darle la caja de crayones a otro estudiante para que Juan le pida un crayón a ese estudiante.

TIP: Un(a) buen(a) asistente educativa debe estar en el fondo influyendo en cada situación para aumentar la independencia y reducir los comportamientos negativos.